REGULAR TIRANDO A…¿BIEN?, ¿MAL?…

ENSAYOS CLÍNICOS…¿EN QUÉ MOMENTO ESTAMOS?
31/01/2018
TESTIMONIO DE ANA, PACIENTE, 42 AÑOS (PARTE I)
21/02/2018

REGULAR TIRANDO A…¿BIEN?, ¿MAL?…

Todos los cuidadores os enfrentáis, si no es cada día, bastante a menudo, a preguntas sobre la salud de vuestro familiar, enfermo de Alzheimer.

Si la gente de vuestro alrededor sabe que vuestro padre/madre… etc. sufre Alzheimer, es posible que cuando os vea, os pregunte qué tal está. Es normal que preguntemos sobre la salud de los familiares de las personas a quienes apreciamos, lo que ocurre es que muchas veces los cuidadores de enfermos de Alzheimer no saben qué responder a esta pregunta, porque no es tan fácil resumir cómo va la salud en un enfermo de estas características.

Entre las respuestas más comunes están “bien”, “mal” o “igual”, a elegir entre las más socorridas respuestas.

Si respondeis “bien” puede que la persona que os pregunta se tome esta respuesta como una mejoría en el enfermo lo cual puede ser a medias cierto, ya que a lo mejor no ha empeorado pero no se trata estrictamente de una mejoría…en fin, que ya sabemos cómo es esto, que donde los cuidadores o familiares ven un “bien” a veces sólo significa un “menos mal que otras veces” así que la confusión de la respuesta dará lugar a dar más explicaciones que pueden entristecer o agobiar a quien responde.

Si respondeis “igual” quizá sea la respuesta que menos compromete, ya que la persona que recibe la información interpreta que la situación no ha cambiado 🙁

Si respondeis “mal” no es que no sea cierto, que seguramente lo es, pero habrá matices dentro de lo que el enfermo puede o no puede hacer o hacía y ha dejado de hacer…etc. lo mismo que en el primer caso, “mal” no significa siempre estrictamente “mal” sino que puede significar “igual” pero añadiendo en la respuesta la desesperación del familiar porque el enfermo no tiene cura…otra vez entramos en el laberinto de las respuestas 🙂

Mal puede ser también porque nos estamos resignando a que es una buena noticia el que la enfermedad no avance pero seguimos teniendo presente que no va a remitir.

Dicho esto, nos hacemos cargo de que la pregunta sobre la salud de un enfermo de Alzheimer es temida por algunos familiares ya que no saben muy bien qué responder. Muchas veces al contestar, existe una contradicción entre lo que les gustaría responder y lo que dicen, porque es difícil hacerse entender desde la perspectiva de cuidadores.A veces la respuesta es clara, pero el lenguaje no verbal dice otra cosa distinta 🙁
Y vosotros, ¿Qué respondéis cuando os preguntan? Dais explicaciones, contestáis “bien”, “mal” o tratáis de evadir la respuesta con un “igual” para tratar de no dar más rodeos?

¿Has pasado por nuestro perfil de Facebook para darnos un Me Gusta?

Deja un comentario