10 CLAVES PARA AFRONTAR UN DÍA EN CASA CON UN ENFERMO DE ALZHEIMER

ABUEL@S, OS PEDIMOS PERDÓN
13/05/2020
SECRETOS NEGOCIACION ENFERMO ALZHEIMER
SECRETOS PARA “NEGOCIAR” CON UN ENFERMO DE ALZHEIMER
13/08/2020

10 CLAVES PARA AFRONTAR UN DÍA EN CASA CON UN ENFERMO DE ALZHEIMER

  1. No pienses en cómo va a transcurrir el día, vívelo minuto a minuto, sin pensar en lo que te falta para que llegue la noche ni lo largo que supones que se te va a hacer.
  2. No intentes llenar de actividades la jornada, a veces, como pasa con los niños, el enfermo dedice estar tranquilo sin ningún pasatiempo y es cuando el cuidador puede aprovechar para “descansar” un rato.
  3. Haz partícipes a las personas que os rodean (familia) de que vais a pasar un día en casa, déjales caer que pueden ir a visitaros. Atentos a las excusas, lo de “no puedo,tengo que lavar a mi pez” se quedará corto 😬.
  4. Sigue su ritmo, no lo obligues a hacer actividades si no quiere.
  5. Dentro de lo posible, mantén una rutina, sobre todo en lo que se refiere a horarios de comidas/cenas y si tiene costumbre de echarse la siesta, que lo haga (pero sin que sea muy larga).
  6. Comienza el día con las tareas de aseo y vestuario, así amb@s empezáis por “lo duro” con toda la energía, por si luego las cosas se ponen feas y no quiere asearse ni vestirse 😉
  7. Es bueno que guardes un as en la manga, servirá para que puedas despistarle cuando se ponga nervios@, o tenga malos ratos (alucinaciones, lloros, la hora del “no quiero”…etc.) si de repente le “sacas” algo que no se espera, un peluche, un juego, le enseñas un objeto que le atraiga…se rompe el bucle de nerviosismo/ansiedad en el que está. Puede que no sea eficaz siempre pero, creedme, os salvará de muchos momentos en los que no sepais qué hacer.
  8. Prepara la artillería pesada a partir de las 17:00/18:00, no te asustes, pero coincidiendo el final del día viene el Síndrome del ocaso o Sundowning. Al atardecer se suelen poner más nervios@s, deambulan y se acentúan las visiones/alucinaciones. El punto anterior y una dosis extra de paciencia te ayudará a pasar este mal rato. No les pasa a tod@s los enferm@s y no dura siempre, suele darse en la fase inicial/media de la enfermedad.
  9. Un paseo por la calle si aún anda es buena idea para “cambiar” de escenario, ayuda a que se mueva, y tú también lo agradecerás. Si normalmente salís al centro/residencia pero justo ese día es festivo o no hay que ir, aprovecha el horario en el que va al centro para conservar esa bendita rutina horaria y salir a dar un paseo.
  10. Pide ayuda cuando lo necesites y dejate ayudar. Por ello no eres peor cuidador@ ni significa que seas incapaz. Comunica tus necesidades a las personas que os rodean, sé concret@ en lo que pides, y si te ofrecen ayuda, no dudes en aceptarla.

Pincha aquí si te ha gustado el post y escríbeme si tienes cualquier duda, consulta o sugerencia ❤

 

Deja un comentario